Estrés nutricional
Existen alimentos que van a generar estrés a tu cuerpo y eso va depender de tu sistema nervioso central dominante.

Ya hemos conversado del estrés y como reacciona el cuerpo ante esa amenaza mental o física que nos inquieta, hoy te contare del estrés nutricional.

Tomando en cuenta que algunos tenemos el Sistema Nervioso Central Simpático o Parasimpático más de desarrollado que el otro, existirán alimentos que les van a general estrés al cuerpo, un ejemplo es, las grasas para un individuo con un sistema Simpático dominante le caerá muy mal. Es algo parecido, NO IGUAL, con las intolerancias, al comer un alimento que produce intolerancia se convierte en un alimento estresor. Ejemplo comer pan siendo intolerante al Gluten, este va generar estragos en nuestro cuerpo y también va generar una respuesta hormonal.

Estos son conocidos como alimentos agresores y dependiendo del Sistema Nervioso central dominante que tenemos, existirá una respuesta química de nuestro organismo. Los alimentos agresores son los que por su composición química, la trasformación industrial extrema o el exagerado proceso de refinado de estos, nos elevan los índices glucémicos por muchas horas de manera muy marcada en sangre. También podemos experimentar sudoración descontrolada, fatiga, aumento del pulso cardíaco, jaquecas, malestar estomacal, picor en la piel, hinchazón, sed extrema… OJO un alimento agresor no es lo mismo que una intolerancia a algún alimento o alergia. Las intolerancias es la incapacidad del organismo para digerir o procesar ese alimento por la falta de alguna enzima digestiva para dicho alimento, mientras las alergias van de la mano de una enfermedad Inmunitaria del sujeto. Algunos alimentos agresores de la actualidad son: Arroz blanco, Azúcar, Aceite de maíz, Canola, Soya, Leche de vaca, harina de trigos altamente procesadas y enriquecidas y la Sal clorada o con flúor.

Lo verdadera mente importante es que escuches tu cuerpo y puedas identificar que alimentos al comerlos te producen malestar. Conclusión si la amenaza es real, imaginaria, externa o interna sigue siendo ESTRÉS, esto siempre nos va llevar a una respuesta hormonal y está a una respuesta nerviosa, dando como resultado un aumento de peso. Es muy importante controlar cualquier tipo de estrés que estemos padeciendo ya que el CÁNCER va de la mano con este. Siempre toma en consideración lo que tu cuerpo te dice, lo que siente y sus reacciones. Espero te sea útil esta información, ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.