Definamos… ¿qué es el estrés?
Sensación de hambre constante, diarreas o falta de sueño son alguno de los síntomas. Descúbre más en este artículo.

El estrés es un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal. 2-Conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinado estímulos repetidos, ejemplo frío, miedo, alegría, etc…3- es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir al individuo frustrado, nervioso furioso…

Entonces podemos concluir que el ESTRÉS es el resultado o la respuesta, tanto física como mental del cuerpo y la mente ante una situación que nos hace creer que es incontrolable o insuperable… pero sabias que el estrés bien manejado puede convertirse en impulso o catapulta para alcanzar objetivos y metas. ¿Cómo identificar que se sufre estrés? Algunos de los síntomas son: dolores de cabeza frecuente, Diarrea o estreñimiento, cansancio excesivo, decaimiento, Mandíbula rígida, músculos tensos, Insomnio o somnolencia, variaciones de peso inusuales, falta de sueño, se hincha la barriga, duele la espalda al nivel de la nuca y la espalda baja.

El estrés bien dirigido lo podemos convertir en un combustible ya que al estar muy estresados liberamos hormonas como la Adrenalina o Cortisol que son las que estimulan al cerebro a reaccionar en el modo de supervivencia y alerta, los músculos se tensan, la frecuencia cardíaca aumenta y la respiración igual. Parte del organismo se paralizan y otras se activan, la circulación sanguina es redirigida a otras áreas del cuerpo. El sistema nervioso central Parasimpático, que es quien lleva todas las funciones autónomas le cede el control al Simpático, que es quien nos ayuda a las respuestas rápidas de supervivencia… Y te preguntaras, ¿cómo hacemos eso?

Muchas personas consideran que llevan una vida normal y que es cuestión de la vida el hecho de no tener el dinero suficiente para pagar las deudas o caprichos deseados, que luego del parto es normal cambiar de talla de pantalón, que más nunca volveremos hacer como antes, que llevar la vida con “normalidad” es sentir se así… estresados, permite que te lo diga que, NO! No es así. Una vez que ya descubres cual es la fuente del estrés, entonces enfócate en redireccionar el sentimiento de frustración y cansancio, por uno superación y logro.

Lo ideal para generar este cambio es que, caminemos todos los días unos 30 minutos aproximadamente, también para ayudar al SNC a quemar la adrenalina y el Cortisol ambas hormonas engordan, pero eso te lo explico en otra entrega. Evitar las bebidas con cafeína y azúcar en cualquier tipo de presentación, llevar una buen alimentación es vital, comer más verduras y hortalizas, aumentar el consumos de carnes blancas como pollo y pescado, identifica la fuente del estrés, busca otro enfoque, concéntrate en la solución que muy probablemente si existe solo que en el momento de mayor ansiedad no es visible. No olvides que no es normal vivir con estrés. Espero te sea de utilidad este post. ¡hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.